Juana Rivas se declara inocente ante la jueza y asegura que actuó solo para proteger a sus hijos

Juana Rivas, que ha comparecido este martes en el juzgado de Granada que la investiga por la presunta sustracción de sus dos hijos, se ha declarado inocente y ha asegurado que actuó en todo momento para proteger a los menores, según ha informado su abogado, Juan de Dios Ramírez, al término de la declaración. La defensa de Rivas critica que la jueza no les ha dejado explicar en “entorno de violencia” hacia Juana y sus hijos Tras su comparecencia ante la jueza de Instrucción 2 de Granada, María Ángeles Jiménez, en la que solo ha respondido a las preguntas de su defensa, el letrado de Juana ha explicado a los periodistas que han tratado de enmarcar su declaración en el supuesto maltrato del que fue víctima, si bien la jueza se ha ceñido a los hechos por los que se le investiga, lo que, según el abogado, les genera “indefensión”.

Según ha señalado, han pretendido que Juana “describiera el entorno de violencia hacia ella y sus hijos” por parte de Francesco Arcuri, el padre de los niños, de 3 y 11 años, que están con él en Italia desde la semana pasada, cuando la madre los entregó ante la Guardia Civil en cumplimiento de un ultimátum judicial tras permanecer casi un mes en paradero desconocido. Pero la jueza, según el letrado, “ha intentado por contra que el interrogatorio no abarcase esos extremos”, sino que solo se centrara en la conducta de Juana Rivas como investigada por la presunta sustracción de menores y desobediencia a la justicia. Para su abogado, “resulta necesario un adecuado esclarecimiento del entorno en el que se produce y se ha producido” la conducta de Rivas porque, de lo contrario, se “cercenaría” su derecho a la defensa y les generaría “indefensión”, de ahí que a lo largo de la declaración hayan hecho constar varias protestas, según ha dicho. Por otra parte, debido a la “imposibilidad” de comunicarse con sus hijos desde el jueves pasado, el equipo jurídico de Rivas ha solicitado un procedimiento de “inaudita parte” en Italia para restablecer la comunicación “inmediata” y por vídeo conferencia. De hecho, se ha levantado acta notarial de “los intentos de llamadas” y de comunicación a través de Whatsapp de Juana y su familia para contactar con los menores y se ha pedido esta medida cautelar en Italia para garantizar un “comunicación plena y diaria” entre la madre y sus hijos, dado que desde el pasado jueves “ha sido imposible”, ha agregado Juan de Dios Ramírez.  La Fiscalía no ha solicitado ninguna medida cautelar y la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada no ha tomado ninguna nueva decisión hasta el momento tras la declaración de Rivas, según han informado a Europa Press fuentes judiciales, de modo que el procedimiento continúa su curso y ella sigue estando investigada por la supuesta sustracción de los menores.

En libertad provisional

Juana asegura que no ha “podido” hablar con sus hijos desde que se los entregó al padreA su llegada a los juzgados, Rivas ha asegurado que no ha “podido” hablar con sus hijos desde que el pasado 28 de agosto se los entregara a su expareja por orden judicial. Y ha afirmado que “dirá la verdad” a la jueza y le “pedirá ayuda”. Juana había sido citada a las 11.00 horas, si bien ha llegado con más de media hora de retraso tras avisar al juzgado. “Gracias a todos, esto es muy duro”, ha señalado al entrar, acompañada de sus abogados, de su hermana y también su padre ha sido visto entrando. Esta madre de Maracena (Granada) permanece en libertad provisional como investigada desde el martes 22 de agosto, cuando declaró detenida ante el juez de Instrucción 9, en funciones de guardia ese día, quien no vio razones para acceder a la petición de prisión sin fianza de la Fiscalía en ese momento, aludiendo a la no existencia de antecedentes penales de Rivas, el arraigo social que no hacía suponer “riesgo de fuga” y la circunstancia de estar litigando en la actualidad en otros juzgados. Dos días después, la jueza de Instrucción 2, responsable de las diligencias de este caso por la vía penal, emitió un auto en el que ordenó la restitución de los niños, de once y tres años, al padre, Francesco Arcuri, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar, lo cual fue acatado por la investigada, que entregó el pasado lunes 28 en la Comandancia de la Guardia Civil a los menores, que ya están en Italia con el progenitor. La Fiscalía, que presentó recurso contra la decisión del juez de guardia de poner en libertad a Juana Rivas, retiró la apelación al entender que habían cambiado las circunstancias del caso, una vez que los niños fueron entregados. En esta causa, también han sido llamadas a declarar como investigados la asesora jurídica y la psicóloga del Centro Municipal de la Mujer, Francisca Granados y Teresa Sanz, los padres y los dos hermanos de Juana Rivas, para averiguar su posible participación en el supuesto delito de sustracción de menores.

Los niños ya están en Italia

Por su parte, la defensa de Juana Rivas en la vía penal indicó este pasado jueves por la noche que los niños han podido salir con Francesco Arcuri hacia Italia, donde tienen su residencia, a falta de una diligencia probatoria que había de haber sido practicada antes. El padre ha propuesto a Juana la custodia compartida de sus hijos en ItaliaLos letrados indicaron, en este sentido, que desconocían “el paradero y el estado en el que se encuentran los menores” puesto que dicha información “no obra” en el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que no ha podido notificarles “ninguna noticia” al respecto. Los nuevos abogados de Francesco Arcuri en España explicaron el pasado viernes, a este respecto, que su cliente se personó ante la jueza italiana con sus hijos, para dar cumplimiento del Convenio de La Haya, a la par que subrayaron que “conforme a la legalidad vigente y a las resoluciones judiciales firmes”, Arcuri se había trasladado a Italia como “un ciudadano libre” -posee cinco resoluciones en ese sentido- que “no ha huido de ningún sitio, solo se ha marchado a su casa”. Arcuri, al que Rivas denunció en julio de 2016 por supuestos malos tratos, en una denuncia enviada a los tribunales italianos y ampliada ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Granada, ha propuesto a su expareja la custodia compartida en Italia, donde reside con los niños, “una vez resuelva” ella sus problemas con la justicia española.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *